Hongos en los pies de la industria del videojuego.

dinos

Últimamente se habla mucho en los mentideros de la red sobre la mala salud de la industria del videojuego. Que si el recurrente nintendo doomed, que si microsoft se vuelve al pc, que si Sony ya no sabe ni que hacer para volver a los buenos tiempos de la marca playstation, que si vita nació mueta… etc, etc. En ciertos sitios de internet, todo el mundo parece preocupado de que a las grandes compañías les vaya bien y nos sigan trayendo sus míticas sagas hasta nuestros salones.

Pero, sin embargo, viendo los ingresos que obtienen esas grandes compañías, ¿quien diría que esos tan queridos nombres peligran?. Casi parece que chantajearan al consumidor enviando mensajes catastróficas a través de “sus” medios de comunicación .

El panorama, desde el punto de vista de un jugador “tradicional” o “tradicionalista”, es verdad que viene a ser desolador. Pero no porque una acuciante crisis económica este doblando las rodillas del sector, y las únicas compañías sanas y viables vean el precipicio junto a la punta de sus pies.. Al menos no desde mi humilde punto de vista, y con cifras de ventas en la mano. Sino porque, desde una posición de ventaja, y sin ningún control efectivo, los abusos sobre el consumidor que perpetran las mas grandes maquinarias de la industria, se están volviendo insoportables.

Este tipo de publico ha sufrido de todo en los últimos años.

Primero, que muchos de sus estudios mas adorados desaparezcan engullidos por una mala planificación financiera, por malas relaciones comerciales, o simplemente por haberse dejado comprar por otros peces mas grandes que planeaban desmantelares el chiringuito y quedarse con su nombre.

Luego han visto como los fabricantes de hardware van adquiriendo costumbres nunca demasiado mal vistas, como eliminar la retrocompatibilidad del software en sus nuevas máquinas, establecer sistemas online que obligan a suscripción de pago, hardware con el que el concepto de “obsolescencia programada” se les ha ido ya totalmente de las manos, una alarmante falta de imaginación para proponer nuevos conceptos, etc, etc.

Por no hablar de los grandes del software, que no se están cortando en echarle imaginación a como exprimir mas sus gallinas de los huevos de oro. Hemos visto ya de todo:
– Juegos sin terminar, que van sacando parches en forma de contenido de pago.
– Juegos planificados desde un principio para ser ofrecidos como episodicos, pero sin avisar al consumidor de antemano.
– Demos vendidas a precio de juegos completos.
– Errores de programación que graves, que hacen juegos injugables durante meses tras salida del producto, o crean conflictos con antivirus entre otras cosas.
– Incluso hemos llegado a observar tratos comerciales que implican, en el caso de juegos multiplataforma, sacar a la venta productos defectuosos, a posta, para perjudicar a la competencia.

También esta siendo doloroso, ver como han relegado al olvido, vendido a terceros, o directamente machacado a base de productos de baja calidad, auténticos iconos del mundillo. Desde sonic a crash bandicoot, el cementerio de los videojuegos esta repleto de antiguas estrellas del rock videojueguil, que, o bien descansan en paz, o arrastran sus pútridos pies por el húmedo césped del cementerio en la noche de sus tiempos.

Y es que, hay que entender que esas grandes compañías ya no luchan por extender sus mercados, no luchan por llegar a mas gente, por ser más populares de lo que ya son, ni por competir con el resto a base de calidad y buen trato al usuario. Luchan ferozmente por sacar hasta e último céntimo del bolsillo de un publico cautivo. Un publico presa del redil tejido entre la supuesta prensa independiente domesticada por la financiación a base de su publicad, y un extraño síndrome de Estocolmo que atenaza al consumidor medio de videojuegos.

Y si en realidad, económicamente, les va igual de bien que siempre o mejor, si están tan cómodos en su liderazgo ¿Que es lo que ha cambiado en los últimos tiempos para que esas grandes compañías comprometan tanto su imagen a cambio de intentar dejar exhausto el bolsillo del consumidor? . Yo creo verlo claro, creo ver a que tienen miedo. Y es que el auge de los dispositivos móviles, de las nuevas plataformas de distribución digital, la revolución de los motores gratuitos, y las tecnologías libres y/o de código abierto, están abriendo el mercado a una ingente cantidad de nuevos pequeños aspirantes a la cabeza de la cadena trófica videojueguil.

Los pequeños hongos se están comiendo a los grandes dinosaurios por los pies ¿Conseguirán los gigantes y poderosos revertir la situación a tiempo? ¿Se establecerá un equilibrio que permita una buena convivencia de diversos modelos de negocio?.

Ha llegado una nueva era a la selva de la industria del videojuego, y este blog está aquí para apoyarlo y documentarlo.

¿Que opináis vosotros sobre todo esto?

Algunos datos interesantes.

Dime lo que piensas